Conociendo a… Ruth Escutia, Administración

Conocer a los miembros de Banco Farmacéutico es también conocer el talante y el talento que moviliza nuestra actividad, y nuestra manera de acercarnos a los beneficiarios a los que atendemos. En esta ocasión, os presentamos a Ruth, que lleva las riendas de las tareas administrativas, aunque se hace difícil encasillarla en un rol: es polifacética, todo-terreno, multi-tasking, y un torbellino de acción y de emociones. Es la primera voz que escuchas cuando llamas por teléfono, y la primera receptora de los muchísimos mails que escriben solicitando información. Adicta al orden, agita la bandera de la eficiencia, optimizadora de recursos y activista de la cultura popular. ¡Que gocéis de su testimonio, así como nosotros gozamos de su compañía!

Nombre: Ruth Escutia Donaire

Edad: 54

Profesión / estudios: Técnica Superior en Relaciones Públicas. Técnica Superior en Decoración Efímera

Años que llevas colaborando con Banco Farmacéutico: 2 años

¿Cómo llegaste a BF? ¿Por qué decidiste empezar a colaborar?

A través de una amiga común con uno de los miembros de la Junta, cofundadora de BF. No soy de tomar decisiones muy meditadas. La oportunidad llegó y la aproveché. Después fui consciente de su labor de servicio y, sobre todo, del retorno emocional que conlleva.

¿Qué labor realizas en BF?

Pues un poco de todo. Oficialmente, mi labor es administrativa, pero en una entidad de estructura pequeña como la nuestra, hay que adaptarse a las necesidades que van surgiendo, así que intento dar soporte a lo que se va necesitando: administración, contabilidad, subvenciones, atención a farmacias, apoyo en los proyectos, respuesta y atención a mails y llamadas…  Eso sí, hay una labor que llevo a cabo en exclusiva: charlar más que nadie y alterar la paz de mis compañeros.

¿Qué es lo que más te gusta de la labor que realizas en BF?

Que, aunque no llegue a todo el mundo, sirve para algo. Aquí no vendemos el último modelito de ropa, ni promocionamos trasplantes de pelo, por decir algo: aquí trabajamos por mejorar la salud de las personas y, con ello su vida familiar, social y laboral.

Cómo describirías tu experiencia en BF

Adictiva. Una vez se empieza, no se puede parar. Hay tanta necesidad, tantas personas que necesitan ayuda, que la conciencia y el corazón te piden un paso más, y luego otro, y otro…

Tú tienes trato directo y habitual con las farmacia, ¿qué valor crees que aporta BF a su labor social y profesional?

Sí, casi soy el primer filtro en el trato con las farmacias.

Hay muchos farmacéuticos que tienen una gran sensibilidad social porque cada día atienden un montón de personas distintas y empatizan con las necesidades y las historias personales que les llegan. Los farmacéuticos querrían dar respuesta a las situaciones que les plantean, y muchos deciden hacerlo a nivel particular, pero es evidente que individualmente no pueden atender a todo el mundo, así que BF supone un recurso directo que ayuda a los que una farmacia no puede ayudar.

Y para aquellos farmacéuticos que ven la farmacia solo como un negocio, BF es la consciencia que les recuerda que hay quien necesita ayuda y que hay que darla con dignidad.

Para conocerte un poco más a fondo, ¿cuáles son tus principales aficiones?

Corriendo por correr, no me vas a encontrar, pero búscame cantando, bailando, en el teatro, charlando por charlar, mirando el mar o leyendo.

¿Qué te gustaría aprender?

De todo. Tengo la suerte, o la desgracia, de ser inquieta y curiosa, y soy capaz de interesarme por las cosas más variopintas. De hecho, me resulta más fácil decir qué es sobre los que no tengo ningún interés en aprender: las redes sociales y los deportes masculinizados que mueven millones.

Si pudieras elegir un súper-poder, ¿cuál sería?

El de la risa y la felicidad. Querría poder dar felicidad a los que nunca la van a tener. Y no me refiero a dar medios materiales, devolver la salud o vivir muchos años. Me refiero a regalar una sonrisa a pesar de las circunstancias.

¿Qué es lo más alocado que has hecho?

Decidir luchar por vivir, aun cuando sabes que la vida no va a ser fácil. De hecho, mi vida cada día es una locura.

¿Cuál es el último libro que has leído?

Rosa de cendra, de Pilar Rahola. Me gusta la novela histórica.

¿Algún sueño que tengas por cumplir?

Uno personal, familiar, que desgraciadamente se quedará en sueño.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp