En Banco Farmacéutico tenemos un gran número de voluntarios puntuales que nos apoyan en acciones concretas, pero también un reducido número de voluntarios continuos, sin los que nuestra entidad no podría funcionar. A este grupo se incorporó hace ya unos meses Marisa. Una Doctora en Farmacia con más de 20 años de experiencia en I+D en el sector farmacéutico, y que nos está aportando mucho conocimiento a la entidad, además, también nos ayuda en tareas administrativas, si es necesario: «Bienvenida Marisa y gracias por venir». Os invitamos a conocerla…

Nombre: Marisa González Merino

Edad: 54 años

Profesión: Soy Doctora en Farmacia y he trabajado en la industria farmacéutica en I+D durante casi 20 años.

¿Cuántos años llevas colaborando con Banco Farmacéutico?: No mucho pero ya camino de los 9 meses

¿Cómo llegaste a BF? ¿Por qué decidiste empezar a colaborar?

Conocí la ONG a través de un grupo de whastapp de farmacéuticos compañeros de la Facultad.  Llevaba tiempo pensando en ayudar en alguna entidad social, pues por circunstancias personales dispongo ahora de más tiempo. Al oír hablar de BF me llamó la atención la existencia de “pobreza farmacéutica” y me pareció muy interesante conocer qué hacían para ver si podía colaborar con ellos aportando mi experiencia.

¿Qué labor realizas en BF?

Colaboro en el Observatorio de Pobreza Farmacéutica (OPF) que dentro del BF, es un punto de encuentro científico y multidisciplinar cuyo objetivo es dimensionar y visibilizar la problemática de la pobreza farmacéutica en todas sus vertientes a la sociedad.  Ayudo además a otras tareas ya sean administrativas, de auditorías dependiendo de las necesidades del equipo de BF.

¿Qué es lo que más te gusta de la labor que realizas en BF?

Lo que más me satisface es la sensación de aportar no solo mi tiempo sino también mi interés por la salud y mis conocimientos farmacológicos. Me gusta el espíritu de las personas que trabajan en BF. Son personas muy implicadas y motivadas en la búsqueda de recursos: económicos, científicos, sociales… para lograr su objetivo, que al final se puede concretar en hacer la vida más fácil a aquellas personas que padecen esta realidad, la pobreza farmacéutica.

Si pudieras elegir un súper-poder ¿Qué súper-poder tendrías?

Que todas las personas viviéramos siendo la mejor versión de nosotros mismos.

Si pudieras ir a cenar con un personaje histórico, ¿con quién irías?

Con la Reina Isabel II de Inglaterra. Su vida y personalidad me intriga, una conversación con ella podría ser muy interesante. Ha vivido muchos acontecimientos de nuestra historia reciente y conocido a muchas personalidades: Winston Churchill, Nelson Mandela, Los Beatles…

Si pudieras aprender a hacer algo nuevo, ¿qué elegirías?

Me encantaría cantar , tener una buena voz.

¿Cuál es el último libro que te has leído?

“Practicando el poder del Ahora” de Eckhart Tolle

¿Qué música te gusta escuchar?

La música pop española de los 80, “El último de la Fila”, “Radio Futura”… la que más he bailado

¿Qué es lo más alocado que has hecho?

Pasar por debajo de las cataratas de Iguazú en una lancha (iba sola en ese viaje). Me parece ahora alocado pero no en aquel momento…

¿Algún sueño que tengas por cumplir?

Encontrar el quid de las enfermedades autoinmunes. Casi una de cada cinco personas padece algún tipo de enfermedad autoinmune y sin embargo no existe cura para estas enfermedades. Por ejemplo, la esclerosis múltiple. Para quién no la conozca, es una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso central. Afecta a personas jóvenes de entre 20 y 40 años, es muy variable y heterogénea y puede llegar a ser muy limitante. Me gustaría que se encontrara la cura para estas enfermedades y soñando aún más la prevención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.