“El voluntariado aumenta su responsabilidad, su autonomía y se ven haciendo una cosa útil que además revierte en el propio centro”

Hablamos con Enric Conillera, responsable del Centre Coda 2, centro perteneciente a la Fundación IDEA, que atiende a chicas adolescentes con edades entre 12 y 18 años en el centro del Hospitalet del Llobregat (Barcelona).

¿Qué hace en Barcelona la Fundación Idea?

La Fundación Idea tiene 3 centros principalmente, un centro de acogida denominado Pequeño Coda (para niños de entre 0-12 años) un centro para chicos adolescentes de entre 12 a 18 años (Coda 1) y un centro para chicas adolescentes de entre 12 y 18 años (Coda 2). Nosotros somos los encargados de gestionar el día a día de las niñas que están en lo centro Coda 2.

¿Qué atención ofrecéis a vuestras usuarias?

El objetivo es trabajar sobre la voluntariedad de la niña, ofrecer la protección y acompañamiento diario. Que las niñas puedan hacer una vida lo más normal posible dentro de la situación que tienen, en la que puedan ir a la escuela, puedan hacer actividades extraescolares, ir con sus amigas, tener un seguimiento a nivel sanitario, y también es muy importante favorecer la relación con su familia.

Desde el Centro habéis participado varias veces a la Campaña de Medicamentos Solidarios, ¿qué implica para vosotros esta colaboración?

Nuestra participación en la Campaña de Medicamentos Solidarios es muy importante, porque gracias a la iniciativa podemos acceder a medicamentos y productos de parafarmacia que son caros y que son necesarios para nuestras usuarias del Centro.

Además de recibir las donaciones de medicamentos recogidos durante la Campaña, las niñas de Coda 2 han participado como voluntarias en las farmacias.

Un elemento que nos parece muy importante de la iniciativa solidaria es el voluntariado. Como Fundación Idea nuestra misión es insertar a las niñas en la sociedad, y el voluntariado de la Campaña de Medicamentos Solidarios es una forma de hacerlo. Creemos que ellas pueden aportar mucho a nuestra sociedad, especialmente por el potencial que tienen y por su resiliencia fruto de la situación que han vivido. Colaboramos en muchas campañas de voluntariado y en el caso del Banco Farmacéutico ya participamos desde el año 2013: el hacer voluntariado aumenta su responsabilidad, su autonomía y se ven haciendo una cosa útil que además revierte en el propio centro.

Dejar un comentario

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.