Uno nunca se acostumbra al espectáculo de la gratuidad

Os hacemos partícipes de una carta que ha escrito Lolo, farmacéutico de Osuna (en la provincia de Sevilla) que ha participado en la Jornada de Recogida de Medicamentos del pasado 8 de febrero. Gracias Lolo por compartirla con nosotros:

“Queridos amigos:

El mismo viernes por la mañana antes de la Jornada de Recogida del día 8 de febrero no tenía voluntarios para mi farmacia. Solo me quedaba rezar esperando el milagro de que apareciera algún voluntario de última hora. ¡Y vaya si sucedió el milagro! Yo diría más bien que ha sido un regalo: tres jóvenes acompañados de su monitor Javi, se ofrecían voluntarios para venir a Osuna (cerca de Sevilla) y participar en la jornada de Recogida de Medicamentos.

Uno nunca se acostumbra al espectáculo de la gratuidad, pero éste año ha sido un auténtico derroche de verdadera caridad. Porque la caridad es darse, dar lo que uno tiene (no lo que le sobra), y estos jóvenes han dado en mi farmacia lo mejor que tienen: su ser hombres y ponerse delante de otros a pedir medicamentos para aquellos que lo necesitan. Con alegría, respeto, interesados por los que reciben los medicamentos, sin juicios de los que no han dado nada y con un deseo grande de hacer el bien y construir el bien común  en una sociedad donde parece que todo te lo tienen que dar hecho. ¡Qué suerte que mis hijos hayan podido ver en acto cómo estaban éstos jóvenes delante de mis clientes!.

Probablemente el año que viene no vendrán, pero tengo la certeza de que si se ponen ante la vida, ante el trabajo y ante su familia con la misma decisión y gratuidad, serán hombres modelo para otros hombres.

Muchas gracias amigos por haber compartido conmigo una mañana maravillosa. Ese es el camino.

Un abrazo

Lolo”

Lolo, farmacéutico de la farmacia Calle en Osuna (Sevilla)

Lolo, farmacéutico de la farmacia Calle en Osuna (Sevilla)

Dejar un comentario

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.