Si quieres ayudar, no estás solo

La farmacéutica Montse Moral es la responsable de zona del Banco Farmacéutico en Sant Cugat del Vallés. Además, dirige de forma voluntaria la asociación Amigos de Villa Caoba que atiende 120 niños de República Dominicana, colabora con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y es miembro de la Fundación Rotaria donde colabora en muchas actividades al servicio de la comunidad tanto local como internacional. La entrevistamos para descubrir qué es lo que la lleva a colaborar con tantas ONGs.

1. ¿Cómo conociste el Banco Farmacéutico?

A través de la celebración del 5 º aniversario de esta ONG que se celebró el pasado septiembre en el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona. Yo iba como representante de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) y me gustó mucho el acto que se hizo, también la seriedad de la ONG. Pensé que podría colaborar.

2. ¿Qué valores crees que quiere transmitir?

Yo creo que quiere dar un toque de alerta a la sociedad. Ayuda a constatar que hay gente que no está cubierta en este estado del bienestar, poniendo el foco en lugares donde normalmente no miramos y en aquellas necesidades que aparentemente parece que estén resueltas.

3. ¿Qué te mueve a colaborar con el Banco Farmacéutico como voluntaria?

Tengo espíritu de servicio, me gusta servir y ser útil. Vengo del mundo de la farmacia y conozco mucha gente de este sector, lo que creo que puede ser útil para ayudar en la labor de esta ONG.

4. ¿Colaboras con otras ONG?

Tengo mi propia asociación, Amigos de Villa Caoba, donde atendemos a 120 niños de República Dominicana; colaboro con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y soy miembro de la Fundación Rotaria. Siempre que me piden ayuda intento colaborar.

5. Qué recibes del Banco Farmacéutico y qué te mueve a seguir colaborando con nosotros?

La vida para mí no tiene sentido si no hago algo para ayudar a los demás. Necesito hacerlo! Recibo una satisfacción muy grande de ver gente feliz gracias a mi pequeño grano de arena. Además, estoy aprendiendo algo muy importante: que el trabajo en equipo es indispensable y lo es especialmente cuando se hacen cosas de tipo social que ayudan a gente en situación de pobreza. A veces pensamos que podemos arreglar el mundo nosotros solos, pero eso no es cierto, y entonces nos pueden venir sentimientos de angustia porque no llegamos a hacer todo el bien que quisiéramos. Trabajar en el Banco Farmacéutico me ayuda a darme cuenta de que si quieres ayudar a los más pobres, no estás solo: hay muchas iniciativas con las que colaborar. Aprendo mucho de las personas que conozco realizando tareas de voluntariado con ONGs como el Banco Farmacéutico y animo a todos mis amigos y conocidos a participar.

 

Montse Moral, responsable de zona del Banco Farmacéutico en St Cugat

Dejar un comentario

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.