Participamos en el curso “La pobreza energética: análisis y respuestas a una nueva prioridad social”

El pasado 27 y 28 de abril, un miembro de nuestro equipo asistió al curso “La pobreza energética: análisis y respuestas a una nueva prioridad social” que organizó el CUIMP de Barcelona, en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona.

El curso, dirigido por Àngels Guiteras (presidenta de la Mesa de Entidades del Tercer Sector Social de Catalunya), buscaba dar luz sobre esta problemática social y plantear soluciones desarrolladas en otros países europeos, para así poder abordar posibles aproximaciones para resolver la pobreza energética en España.

La motivación que ha llevado a Banco Farmacéutico a participar en este curso, que es una problemática que no se trata de forma directa en nuestra entidad, era conocer cómo se abordan otros tipos de pobreza para poder aprender de ello y, así, mejorar nosotros a la hora de afrontar la pobreza farmacéutica.

A lo largo de dos días, diversos ponentes nacionales e internacionales explicaron la situación de la pobreza energética en Catalunya, España y Europa. Así, se pudo saber que la pobreza energética es una pobreza que existe desde antes de la crisis financiera en la que, aún, Europa está sumida, pero que desde 2008 la situación se ha ido agravando.

A la vez, se abordaron aquellos aspectos que pueden solucionar o paliar los efectos de la pobreza energética, con los testimonios del director operativo de Rehabilitación y Mejora de la Vivienda, de la Agència de l’Habitatge de Catalunya, Josep Linares, que explicó cómo las mejoras en las viviendas pueden ayudar a reducir la factura del gas y de la luz; o los testimonios de las portavoces de las entidades Alianza contra la Pobreza Energética (Maria Campuzano) o de Fuel Poverty Group (Núria Salas). Ellas explicaron cómo las medidas preventivas han resultado ser más efectivas que las medidas correctivas, ya que desde sus organizaciones realizan talleres de “comprensión de facturas de la luz y el gas” para así poder adaptar la potencia contratada con las necesidades del hogar y reducir los costes, entre otras actividades de formación y sensibilización.

La pobreza energética es una problemática que afecta a un gran porcentaje de población y que debe ser abordado desde los órganos legislativos de las Comunidades y del Estado para evitar que haya personas que no puedan encender la calefacción en invierno o no puedan encender la luz durante la noche.

Este mismo reclamo es el que queremos lanzar desde Banco Farmacéutico, para que las autoridades competentes legislen contra la pobreza farmacéutica, para que nadie tenga que escoger entre comer, encender la calefacción o tomarse la medicación.

Si quieres formar parte de Banco Farmacéutico para luchar contra la pobreza farmacéutica, descubre todo lo que puedes hacer uniéndote a nuestra entidad.

Dejar un comentario

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.