Mercè Garrigosa: “En el Banco Farmacéutico he visto que hay padres de familia que tiene que decidir entre alimentar a su famila o medicarse”

La Mercè Garrigosa es una de las voluntarias más veteranas del Banco Farmacéutico. Lleva con nosotros desde el principio y ahora nos deja. Así que, como agradecimiento por su incansable labor y  por su dedicación, hemos decidido entrevistarla y que nos explique cuál ha sido su experiencia con nosotros.

¿Por qué empezaste a colaborar en el Banco Farmacéutico?

Empecé el año 2007. Mi hija fue una de las socias fundadoras y conocí el proyecto a través de ella.

¿Cuál ha sido tu labor en el Banco?

Empecé como voluntaria puntual, y con los años he ido colaborando cada vez con más tareas. Hasta ahora he sido la responsable de la Campaña de Recogida de Medicamentos Solidarios en la provincia de Barcelona.

¿Qué es lo que te ha parecido más gratificante de colaborar con nuestra ONG?

Que con mi granito de arena he ayudado a gente a obtener su medicación. Desde muy joven he hecho diferentes voluntariados, incluso hice un curso en la Fundación Pere Tarrés, pero lo que tiene de añadido ser voluntaria de Banco Farmacéutico es que me aporta la satisfacción de sentirme útil al poder ayudar a personas vulnerables por su situación de enfermedad y por su situación socioeconómica

¿Qué historia de las que has conocido en el Banco Farmacéutico te ha conmovido más?

La de una madre que dio las gracias al Banco Farmacéutico, no sólo por pagarle la medicación de su hijo, que tiene una enfermedad rara, sino que también porque con nosotros no se sentía tan sola ante la enfermedad.

¿Eras consciente del problema de la pobreza farmacéutica antes de colaborar?

No, no lo era como lo soy ahora.

¿Cómo ha cambiada tu imagen de lo que implica la pobreza farmacéutica desde entonces hasta ahora?

Ha cambiado sobretodo en la imagen que yo tenía del perfil de este tipo de pobreza. Yo relacionaba la idea de pobreza farmacéutica con la de personas que están en la calle o que necesitan de Cáritas o Cruz Roja para seguir adelante. Pero realmente me he dado cuenta de que hay muchas personas, padres de familia, trabajadores, gente con casa, que tienen rentas tan bajas o tantas personas a su cargo que no llegan a todo y muchas veces tienen que decidir entre comer y alimentar a su familia o medicarse.

Dejar un comentario

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.