La ONG Banco Farmacéutico y el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona unen esfuerzos en la lucha contra la pobreza farmacéutica

  • El Col·legi de Farmacèuticos de Barcelona y Banco Farmacéutico han firmado este jueves 21 de abril un acuerdo de colaboración para hacer frente de manera conjunta a la actual problemática social de la pobreza farmacéutica.
  • La firma de este acuerdo de colaboración materializa el apoyo del Col·legi a la labor social que realiza la oenegé con la colaboración de un gran número de farmacias barcelonesas.

 

Jordi de Dalmases, presidente del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona (COFB), y Àlex Brenchat, presidente de Banco Farmacéutico, han establecido este jueves, con la firma de un acuerdo, un marco de colaboración en la labor social enfocada a paliar la pobreza farmacéutica a nuestra sociedad. El acto ha tenido lugar en la sede del COFB a las 16.30 horas y define, entre otras acciones, la colaboración activa en la comunicación y difusión de las actividades que realiza la oenegé en el marco de la pobreza farmacéutica.

“El Colegio está contento de poder firmar este convenio. Reconoce una actividad llevada a cabo desde hace casi una década y nos ayuda en la preocupación de hacer accesible el medicamento”, explica Jordi de Dalmases, presidente del COFB.

El compromiso del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona en la lucha por el acceso de todos a la medicación necesaria se canalizará a través del apoyo a los proyectos que Banco Farmacéutico tiene en marcha en la provincia de Barcelona. Desde el COFB ya hace años que se colabora activamente con la Jornada de Recogida de Medicamentos, que tiene lugar una vez al año, con el objetivo de recoger medicamentos nuevos comprados en las farmacias colaboradoras para destinar a entidades sociales que trabajan con personas sin recursos. En la última edición de esta iniciativa solidaria, que tuvo lugar el 20 de febrero, se recogieron cerca de 15.000 medicamentos gracias a la participación de más de 300 farmacias y más de 300 voluntarios.

Otro proyecto en marcha en la ciudad de Barcelona es el Fondo Social de Medicamentos que cubre la aportación económica a la medicación necesaria a aquellas personas en situación de pobreza y riesgo de exclusión social que no pueden costeársela. En este sentido, Banco Farmacéutico ha establecido un circuito entre los trabajadores sociales de los Centros de Atención Primaria (CAP) y farmacias de la ciudad para que estos pacientes no tengan que renunciar a su derecho a la salud. Durante el año 2015 se ha cubierto a través de este proyecto la medicación a más de 600 personas de nuestra ciudad y a fecha de hoy hay más de 400 que reciben esta ayuda.

La pobreza farmacéutica es una problemática social que se ha visto agravada los últimos años por las duras consecuencias de la crisis en nuestra sociedad. Según el Barómetro Sanitario del CIS 2013, más de un 5% de la población española dejó de tomar algún medicamento recetado porque no tenía suficientes recursos para pagarlo. En este sentido, Cruz Roja alertaba a su Boletín sobre Vulnerabilidad Social publicado en septiembre de 2014 que un 35,1% de la población atendida había tenido “dificultades económicas para cubrir gastos relacionados con su salud en el último año”. Los datos muestran una tipología de pobreza todavía no suficientemente visibilitzada, una pobreza que se intenta combatir desde los proyectos de Banco Farmacéutico.

Dejar un comentario

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.