La colaboración entre la Administración, la empresa privada y las entidades sociales para acabar con la pobreza farmacéutica

  • La pobreza farmacéutica afecta cada día a más gente corriente. El perfil de esta pobreza es el de un hombre o mujer de entre 50 y 60 años, nacional y en situación de paro.
  • El Banco Farmacéutico es una ONG que se dedica a cubrir las necesidades de las personas que no pueden pagarse la medicación que necesitan.
  • El Modelo del Banco Farmacéutico coordina recursos de la Administración pública, la empresa privada y las entidades sociales para luchar contra la pobreza farmacéutica.

La pobreza farmacéutica es un problema cada vez más acruciante. “Es difícil escoger entre comer o medicarse y actualmente hay muchas personas que se encuentran en esta situación”, confirmó este sábado 13 de mayo en el Centre Cívic Cotxeres de Sants Jordi Bosch, director de la ONG Banco Farmacéutico, en la mesa redonda “La persona en el centro: con la audacia del realismo” en el foro de diálogo PuntBCN.

Banco Farmacéutico dedica su labor precisamente a luchar contra esta pobreza, colaborando, tal y com destacó Montse Mesas, delegada social del Grupo Clece, “con la administración pública, la empresa y las entidades sociales”.

La importancia del “acceso a la salud, el trabajo y la vivienda es fundamental para el desarrollo total de las personas”, aseguró Pilar Solanas, directora del programa de Salud del Ayuntamiento de Bacelona, porque la persona tiene muchas necesidades y, tal y como aseguraba el título de la conferencia, “debe estar en el centro”. Pero, dijo Solanas, “no solo es crucial el dinero, sino todo lo que hay alrededor de la persona”.

Pero trabajar con personas es díficil, o al menos así lo aseguró Mesas que dijo que “hay que saber potenciar en el valor de cada uno”. Por eso en el Grupo Clece, afirmó su representante, “parcipamos sobre todo con acciones y no tanto con dinero”.

Así, el Banco Farmacéutico tiene como objetivo a la persona en su totalidad y no solo una ayuda concreta para cubrir una necesidad farmacológica. Precisamente a través de esa cobertura quiere entablar una relación humana más profunda “que llegue a cubrir todos los aspectos de la vida”, destacó Jordi Bosch.

Porque para el Banco Farmacéutico, dijo Pepita Rodriguez, ex responsable del Área del Trabajo Social de Barcelona, es muy importante la colaboración entre la administración, la empresa y el Tercer Sector, “ya que solos podemos pocas cosas, pero en coordinación con otros podemos hacer proyectos muy grandes”.

PuntBCN es un foro de diálogo que se celebra por segundo año consecutivo y que tiene como objetivo sentar a diferentes personas de diferentes ámbitos e ideologías para buscar soluciones a los problemas más cruciales de esta sociedad. Un punto de encuentro que en esta edición se ha titulado como “El diálogo es la relación con el otro, sea quien sea”.

Dejar un comentario

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.