El Institut Català de la Salut y Banco Farmacéutico firman un convenio que reconoce la labor social que desarrolla la organización en la lucha contra la pobreza farmacéutica

  • El acuerdo firmado entre Banco Farmacéutico y el Institut Català de la Salut (ICS) Àmbit d’Atenció Barcelona Ciutat consolida el correcto funcionamiento del proyecto Fondo Social de Medicamentos en Barcelona ciudad.
  • El programa cuenta con la participación de los trabajadores sociales de los Centros de Atención Primaria de la ciudad que hacen la valoración y seguimiento de los casos de beneficiarios que sufren pobreza farmacéutica.

El Fondo Social de Medicamentos arrancó en la ciudad de Barcelona el pasado mes de mayo y tiene el objetivo de cubrir la aportación económica para la medicación prescrita a personas sin recursos, en situación de pobreza y exclusión social. Banco Farmacéutico cuenta con la colaboración de los trabajadores sociales de los Centros de Atención Primaria (CAPs) que se encargan de valorar la adhesión de los pacientes al programa siguiendo unos criterios establecidos por el ICS Àmbit d’Atenció Barcelona Ciutat; así como también de hacer un seguimiento de estos casos. El proyecto también cuenta con la participación de cerca de 170 farmacias que dispensan sin ningún coste la medicación necesaria a los beneficiarios del Fondo Social y que a final de mes reciben el abono de Banco Farmacéutico para cubrir todas las dispensaciones efectuadas.

Desde que se implantó en Barcelona, el Fondo Social de Medicamentos ha cubierto la medicación a 533 beneficiarios que no han tenido que renunciar a su derecho a la salud a causa de no poder pagar la aportación económica de la medicación necesaria. Esta labor social es la que reconoce este acuerdo entre el ICS y Banco Farmacéutico, y es que se traduce en una firme voluntad de unir esfuerzos para luchar contra la problemática creciente de la pobreza farmacéutica en nuestra sociedad.

El Fondo Social de Medicamentos se puede proyector en un futuro a otras poblaciones y ciudades españolas donde personas que sufren pobreza farmacéutica no tienen las alternativas necesarias a su abasto para poder acceder a la medicación prescrita.

Dejar un comentario

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.