Aparece un nuevo perfil de pobreza

Hace un mes se publicó el nuevo Decreto ley con el que a partir de ahora no bastará estar empadronado en España para acceder a la asistencia sanitaria sino que será necesario estar dado de alta en la Seguridad Social, es decir, “tener papeles”.

Esto sumado a la crisis económica y el incremento del paro, ha generado un nuevo perfil de pobre que ya no es la persona en situación de exclusión social habitual de los centros asistenciales, sino que se trata de padres de familia que, de la noche a la mañana, se han quedado en el paro y sin poder hacer frente al pago de sus hipotecas y deudas.

Desde las entidades asistenciales con las que colabora el Banco Farmacéutico se está notando un aumento considerable en la petición de medicamentos que, año tras año, pretendemos ir respondiendo gracias a la Jornada de Recogida de Medicamentos. Para las entidades asistenciales también resulta significativa la extensión de la pobreza entre las clases medias, personas con cierto nivel de cualificación o empleo y cuya presencia no es previsible en dichos centros.

Por este motivo, desde los servicios sociales han empezando a llegar solicitudes de ayuda económica para familias (en su mayoría compuestas por un parado de la construcción casado con una mujer que limpia o cuida ancianos a tiempo parcial y con al menos dos hijos en edad escolar). Desde Banco Farmacéutico estamos estudiando la mejor manera de poder responder a esta nueva realidad social en la que nos encontramos.

Personas haciendo cola en la oficina de empleo

Personas haciendo cola en la oficina de empleo

 

Dejar un comentario

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.